Conoce México a través de sus Bordados

"manos milagrosas que convierten necesidades y miedos en espíritu, obras de arte popular surgidas de la biodiversidad que conforma su hábitat natural."

Artistas desconocidos y desconocidas son los artesanos de los diferentes puntos de México que utilizan sus manos para volver hilo o un pedazo de tela en una pieza maestra digna de admirar y que transmite tranquilidad y hermosura.

Sin duda México tenía que destacar en su producción textil de manera artística y artesanal, la combinación de culturas y tradiciones juntas nos permite disfrutar de la belleza de los bordados que pasan de generación en generación ya con siglos de historia.

Al visitar diferentes regiones del país, es casi normal dejarse maravillar por los impactantes bordados de los puestos o tiendas, asombrarse, incluso, por sus costos tan variopintos, y desear coleccionar, aunque sea un pequeño recuerdo, del trabajo artesanal de nuestros orígenes.


Chiapas

Zinancantán,

Podemos ver el arte Tsotsil en diferentes formas, tejidos en telar de cintura con diseños tradicionales mayas sobre huipiles, camisas y servilletas. Se dice que el color y creatividad del bordado tsotsil es distintivo de la región. Es hermoso pasear por las calles y asombrarte de la belleza y la sencillez de los atuendos de los locales.

Es gracias a esta tradición y a este grupo de artistas que se puede dar vida a Mexaco, con el trabajo a mano de los artesanos que plasma un signo  como el mapa de nuestro país que nos hace tener el distintivo que eres mexicano no importa en que parte del mundo estés.

 

Chihuahua

Rarámuri – Tarahumara

 

Hablando de plasmar las traiciones de todo un pueblo mediante los bordados tenemos que hablar de los rarámuri, quienes cuentan historias a través de la ropa, con cada hilo formando figuras que tienen un significado y que hacen alusión a algo representativo de su alrededor y su tierra.

Las iconografías más emblemáticas del arte textil rarámuri  son la espiral, que representa el movimiento circular del agua en el cerro; y la greca escalonada, el cual funge como eje principal asociado con la serpiente, el agua y la lluvia, el remolino, el viento y las plumas, el caracol marino y la tierra.

 



Nayarit

Huichol – Wixárikas 

A diferencia de otros artes textiles del país, los huicholes han conservado la naturaleza de sus raíces. Sólo de esa manera reflejan la tradición y cultura a través de la chaquira, hilo y estambre con peculiar belleza.

La manta tejida se le llama quechquémetl, y la elaboran tanto hombres como mujeres. Y regularmente representan al venado, dios del Fuego y del Viento entre otros mitos. Dejando huellas con pequeños peyotes y su sangre para sacralizar la unión entre el mundo de los agricultores, cargadores y recolectores.

 



Michoacán

Otomí

Con hermosas combinaciones en los colores desde azul con blanco cruzando con líneas verdes o un anaranjado acompañado con flores amarillas son algunas de las muchas combinaciones que podemos ver de estos artistas que aprenden este arte desde muy chicos y con gran practica y conocimiento de lo que hacen, crean combinaciones de figuras con figuras geométricas, flores y fauna para acompañar la ropa a la cual llenan de vida con sus bordados.

 

Oaxaca

Zapoteco  

En la comunidad zapoteca de San Antonio Castillo Velasco, surgió el bordado conocido como “hazme si puedes”, el cual tiene una puntada fruncida con pliegues en la prenda de algodón. Lo característico de este bordado es que los pliegues conforman flores de colores que recuerdan a la vegetación de la región.

Otro tipo de arte textil zapoteco, reconocido en el mundo, es el del Istmo de Tehuantepec. Aquí, las mujeres de esta comunidad realizan sus prendas con terciopelo oscuro, grandes flores coloridas y un borde de seda plisada en la orilla de la falda. De ahí nace el traje conocido como el de las “tehuanas”, con confecciones en terciopelo, bordados en seda y grandes flores en plumeado. 

 

 Estado de México

Mazahua

El arte textil mazahua posee simbolismos de la esperanza, amor, hambre y muerte; experiencias que constituyen el aprendizaje cultural a través de una visión sincera y estética. Se dice inclusive que son los estados de ánimo quienes controlan al que teje o porta la vestimenta.

Tenancingo, uno de los sitios rebocemos más importantes del país. Es una obra de arte elaborada con hilo 100 por ciento de algodón y tejidos en telar de pedal, y los muy finos en telar de cintura. La tradición de hilar rebozos aquí comenzó en 1908, cuando se instaló el primer taller para fabricar los rebozos.

Diseños de aztecas, arco de Granada, arco de Campana, arco blanco, labor doble; rebozo de bolita y rebozo reservista –un rebozo que reserva una franja para plasmar un texto o figura–, el rebozo de aroma –único en el país, hecho de color negro y aroma “de luto”–